cotidiano

un cartón marrón flotando en el cordón de la vereda va directo al final del callejón

2 comentarios:

claudia dijo...

muchas veces nos sentimos de cartón, y siempre, siempre vamos hacia el final de algo, aunque no lo hayamos comenzado

muy buen blog, muy bueno, no creo que seas goma

un beso
claudia

Diego M dijo...

Y muchos cartones marrones flotando en el cordón de la vereda van derecho a provocar una inundación...

PD: perdón por la falta de poesía en el comentario :-)